¿Bebés descalzos?

Categorías Pediatría

En la consulta de Osteopatía, muchos padres me preguntan cual es el mejor calzado para los mas pequeños. Incluso algunos, y no son pocos, me comentan que el pediatra les ha recomendado utilizar zapatos rígidos para que el pie no se «deforme».

Vivimos en una sociedad en la que lo normal es utilizar un calzado durante la mayor parte del día. Los padres a menudo les ponen zapatitos a los bebés incluso antes de que estos empiecen a caminar.

El Dr. William A. Rossi, asegura que «en todas las sociedades que se utiliza calzado (alrededor del 80 % de la población mundial) la deformidad anatómica y la delincuencia funcional del pie empieza a los seis, siete u ocho meses, cuando el bebé empieza a llevar zapatos» (ver enlace).

Bueno para el pie

Investigadores de la Universidad de Witwatersrand de Johanesburgo en Sudáfrica, publicaron un estudio en el que examinaban a 180 personas de tres grupos de población diferentes (pueblo Sotho, Zulú y Europeos). Compararon los pies de estas tres poblaciones y pies de esqueletos de hace 2000 años. Los investigadores concluyeron que las poblaciones que no usaban calzado presentaban los pies mas saludables (ver enlace).

Todo los estímulos que recibe el pie desnudo de un bebé, ayuda a que los músculos del pie vayan cogiendo el tono adecuado y vayan formando la compleja arquitectura del pie de forma óptima.

Bueno para el equilibrio

Víctor Alfaro, podólogo del Real Madrid y de la Real Federación Española de Atletismo en una reciente entrevista de la LaVanguardia aseguraba que sería recomendable que los bebés fueran descalzos cuanto más tiempo mejor. Que un niño ande descalzo por casa es lo correcto. Y al preguntarle por los adultos, decía que también, que es importante hacer trabajar la musculatura intrínseca del pie. Que nuestro sentido del equilibrio lo captamos por tres puntos, por la vista, por la ATM (articulación temporal mandibular) y por los pies, que lo de ir descalzo no es un mito.

¡La planta el pie tiene mas de 200.000 terminaciones nerviosas, una de las mayores concentraciones del cuerpo, para la transmisión táctil. Tenemos tantos receptores propioceptivos (captores localizados en los músculos, ligamentos y tendones que perciben e informan del movimiento y posición del propio cuerpo) en el pie como en toda espalda!

Bueno para el desarrollo neurológico

Como ya se comentó en el post sobre los reflejos primitivos, para que haya un correcto desarrollo del cerebro es de vital importancia que este se enriquezca de estímulos sensoriales. Los pies son una de las puertas de entrada mas importantes tanto para la información táctil como propioceptiva.

Cuando los bebés se descubren el pie por primera vez, lo cogen con las manos e intentan llevárselo a la boca. Cuando empiezan a arrastrarse y a gatear, sus deditos contactan el suelo y empujan fuertemente con los pies. Todos estos estímulos son imprescindibles tanto para la correcta formación de la estructura del pie, como para el desarrollo del cerebro.

Aprender a gatear y a caminar es mucho mas fácil si se hace descalzo.

Con los pies en la Tierra

El Dr James Oschman va mas allá y ha publicado varios estudios demostrando los beneficios de lo que llaman «earthing» o «grounding». El «earthing» consiste en mantener un contacto directo de la piel con la superficie de la Tierra, ya sea con las manos desnudas, descalzo con los pies o mediante aparatos eléctricos específicos. Hasta la fecha han demostrado que esta práctica mejora el sueño, normaliza los niveles de cortisol, reduce el dolor, reduce el estrés, acelera la cicatrización, reduce la viscosidad de la sangre y mejora los desequilibrios del sistema nervioso autónomo. (ver estudio 1), (ver estudio 2), (ver estudio 3)

Conclusión

Personalmente recomendaría a todo el mundo, desde los bebés a los ancianos, andar el mayor tiempo posible descalzos. Si es en el medio natural mejor. Y para los momentos en que tengamos que usar un calzado, que este sea flexible, plano, que no presione al pie y esté bien sujeto al tobillo.

«El pie es una obra de ingeniería de la naturaleza»
Leonardo Da Vinci

2 pensamientos en “¿Bebés descalzos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *